<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d11150574\x26blogName\x3dMirabai.+Pensamientos+de+una+Regia\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://mirabai-regia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://mirabai-regia.blogspot.com/\x26vt\x3d-4653555773238434871', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

martes, enero 03, 2006

Martes 3 de Enero 2006.

Pensamientos de una regia
Hola a todos.
Bueno pues es el tercer día del año. Como sucede cada año, los días pasan, son iguales en cuanto a la atmósfera, aunque este año el clima está más loco, ya que ayer la tempreratura subió a más de 30 grados mientras que, el año pasado, estábamos a 5 bajo cero y con una densa neblina.
A más de 48 horas del año nuevo, me asalta el recuerdo de los últimos minutos del 2005. No podría describir la sensación que tengo cada año faltando unas 3 horas o menos de que termine el año. Esa sensación de sentir que algo se te va para siempre, que se te escurre como agua entre las manos y que jamás volverá, me es muy complicado de explicar.
Ver tu reloj, como avanza el segundero, y luego la manecilla del minutero y si bien, en ese momento no pasó por mi cabeza, en este segundo me viene a la mente Pink Floyd diciendo, "El sol es el mismo de manera relativa, tienes menos aliento y estás un día más cercano a la muerte".
Despúes, inevitablemente, llegan las 12 campanadas,quizá a mucha gente le da por recordar vertiginosamente todo lo que le sucedió en ese año, en los 12 segundos que duran las campanadas. Yo no, yo pensé en todo lo que puedo aprovechar y avanzar en este año. Aprender más, cultivarme, despojarme de tabués y complejos que son como cadenas que he ido arrastrando desde que se me fue educando y... simplemente seguir el camino que me he trazado desde hace años.
No tengo propósitos bien definidos para este año. No, más allá que simplemente seguir por el camino que me tracé hace algunos años, todavía en mi temprana adolescencia. Las bases y los primeros pisos del edificio, ya están. Es cosa de seguir construyendo sobre lo que ya se tiene. Y como dije, despojarme de algunos pequeños, no muy pesados lastres que todavía arrastro y hacen el avance un poco más lento de lo que podría. Quizá éste sea el año del despuegue... Quizá. No hay prisa. Todo marcha de acuerdo a lo planeado.
Por otra parte, empecé bien el año, ya que hice lo que quería hacer. No es en sí productivo ni para hacerse todos los días (Como dice un amigo, "No todos los días son de fiesta" ) pero era lo que tenía ganas de hacer. De hecho, hice algo que nunca había llevado a cabo, escribir mi entrada, en el momento que estaban ocurriendo las cosas. Jajajaj algo así como una reportera de guerra. Es por eso que quizá mi prosa, al igual que mi sintaxis, no fueron del todo claras ni muy coherentes. Pero, hice algo que no había hecho. Adémás de que no es fácil escribir con música estridente a 120 decibeles. No para mi.
En la mañana que regresé a casa, mi novio me trajo, mamá nos recibió con cara de pocos amigos. Molesta. Y me empezó a regañar delante de él.
Mi novio le dice:
"Sra. por favor, si se tiene que enojar con alguien, que sea conmigo, es mi culpa."
Y mamá le contesta:
"No la defiendas!!! Sé lo que tengo en casa y sé que esas ideas de pasarse toda la noche fuera de casa sólo puede salir de ella!!! Así que por favor, no te hagas el héroe ni la defiendas"
Las palabras de mamá, me causaron algo de gracia, lo que me movió a esbozar una ligera sonrisa, cosa que hizo que mamá me dijera que no era ninguna gracias lo que yo había hecho y que no me riera...
Después de pedirle a mi novio que nos dejara solas, mamá empezó con una retahila de regaños. Así que me quede callada para esperar a que se desahogara. Ya la conozco... Al final, cuando me había lanzado todo su arsenal de regaños, la tomé de ambas manos, la jalé hacia mi le empezé a dar besos en su mejilla derecha de abajo hacia arriba, pasando por su sien derecha, luego toda la frente de derecha a izquierda, luego descendiendo por su sien izquierda hasta la mejilla, rematando con un apretoncito de nariz.
Para terminar, le dije:
"Tienes razón, si tu fueras mi hija yo me enojaría igual contigo, preocupandome por tu bienestar en general y si tú hubieras pasado por un fin de año tan cargado de emociones y tensiones tan fuertes como las que pasé, muy probablemete hubieras hecho lo mismo que yo. Me voy a dormir un rato porque no dormí nada y ya son más de las 10 A.M y me caigo de sueño"
Me di la media vuelta dirigiéndome a mi recámara y escuché su voz que me dijo:
"Muchacha pícara me tienes tomada la medida".
A lo cual le respondí:
"No es que te tenga tomada la medida. Simplemente sabes que te adoro y que haría cualquier cosa por tí. Sabes que tengo por novio a un buen muchacho decente al que también adoro y sería capaz de cualquier cosa por mí, incluso echarse la culpa de lo que yo haga y, sabes, que no te falto, simplemente necesitaba desahogarme en un día especial. Pero tu tomas muy bien tu papel de madre responsable y has hecho un gran trabajo con nosotras. Aquellas (Mis hermanas) a lo mejor son menos latosas que yo pero, sabes que te adoro y te respeto y por eso en el fondo no estás tan enojada conmigo, simplemente entras en papel de madre preocupada y enojada. Yo haría lo mismo. Y reaccionaría igual que tú gracias a la educación que me diste. Pero ya no aguanto el sueño y si quieres más tarde me vuelves a regañar. Me encanta oir esos regaños que no son otra cosa que una manera de manifestar tu amor. Así que ve preparando toda tu variedad de regaños para la tarde que con gusto los voy a oir."
Mamá sólo se limitó a decirme:
Cínica! ándale vete a dormir que te puede hacer daño la desvelada.
En la tarde desperté y si bien no me sonrió, tampoco me dijo nada.
En la noche antes de acostarse, me metí a su recámara y estando descuidada la abracé y la volví a llenar a besos y le dije:
"Y bien?"
"Y bien que?" Me contesta.
"No me vas a bombardear con más regaños?"
"Sólo te pido no lo vuelvas a hacer por favor" Me dijo con voz más tenue y apaciguada.
Me sonreí y le dije:
"Duerme tranquila. Ya sabes que tienes a alguien que daría la vida por tí y que, me tienes para que me digas lo que quieras y me regañes cuántas veces quieras."
Mamá sonrió, miró al suelo, movió la cabeza como diciendo "No", mientras sonreía y por último me dijo:
"Feliz año"
Feliz Año, Mamá. :o)
Feliz inicio de año y de semana a todos. :o)

|

0 Old Comments: