<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d11150574\x26blogName\x3dMirabai.+Pensamientos+de+una+Regia\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://mirabai-regia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://mirabai-regia.blogspot.com/\x26vt\x3d-4653555773238434871', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

miércoles, junio 14, 2006

Miércoles 14 de junio 2006. Nuevo miembro

Pensamientos de una regia
Hola a todos. :o)
La semana pasada, saliendo de mi casa a la cochera, vi a un pequeño gatito salir corriendo de abajo de la camioneta hacia el jardín. No lo alcancé a ver bien, nada más distinguí que era un gato de unas 3 semanas de edad.

Después, durante el transcurso de la semana, oía maullidos de gatito buscando a la mamá. Al asomarme, no veía nada y esos maullidos callaban.

Ayer en la mañana, cuando mi mamá y mis hermanas ya se habían ido a sus respectivas labores, salí a pie a comprar cigarros. Al abrir la puerta de la casa, empecé a oir esos maulliditos. Atravesé la cochera, hacia la puerta de salida y continuaban. Me asomé abajo de la camioneta y no alcancé a ver nada, así que me dirigí a la tienda, compré los cigarros y regresé a casa.

Atravesé de nuevo la cochera, y al llegar a la puerta de entrada, dejé mi bolsa en una maceta para sacar las llaves y entrar. En eso, vuelvo a escuchar de nuevo los maullidos y mira hacia abajo de la camioneta y veo a un gatito muy muy parecido a mi niño. El que ya tengo.

Le dije que fuera a buscar a su mamá y él como respuesta se me acercó y empezó a rodearme los pies levantando su colita y arqueando su espaldita. Abrí la puerta y la dejé abierta y me dije que si entraba le daría de comer, si no, pues que fuera a buscar a su mamá.

El gatito entró y atravesó toda la casa, siguiéndome, siempre siguiéndome. Me siguió hasta el patio y de nuevo de regreso a la cocina. Ahí le di de comer. Devoró el puñado de croquetas que le di y tomó agua como si nunca hubiera tomado. No tuve más opción que dejarlo dentro de la casa.

Al regresar de mi trabajo, vi que se encontraba abajo de un mueble. Al verme salió disparado hacia mí y de nuevo, comenzó su seguimiento. Decidí quedarme con él. O más bien ella. Cuando los gatitos son pequeños, todos parecen hembras. Los testículos no los tienen bien desarrollados y están pegados al cuerpo semejando una vulva. A mi otro gatito, el machito, lo confundí con mujer cuando estaba chiquito. Así que con esa experiencia, ayer escudriñé bien y todo parece indicar que si se trata de una niña.

Por otra parte, su fenotipo es muy similar al de mi niño y, dado que mi niño es muy vago y ya puede tener novias, es muy posible que sea hija de él!!!!! Lo cual me convertiría en abuela y a mi madre en bisabuela, lo cual no le causa mucha gracia a mi madre. De por sí no hace muy buena cara que digamos cuando a mis otros dos niños les digo algo de su "abuelita".

En fin, el caso es que ya tiene 2 días aquí la nueva integrante de la familia. Se adaptó tan rápido como si hubiera nacido para vivir aquí y para ser "mía" y, el resto de la familia, humana y felina, están empezando a adaptarse a ella.

Bienvenida :o)

Buenos días a todos :o)

|

0 Old Comments: